Hábitos de evolución

Introducción

Para una mente sana, también hay que considerar cambiar de hábitos a rutinas, como no a todas las personas nos funciona igual, considero que no se deben dejar tan bruscamente si no de forma gradual, las dietas o comer sano, lo enlazamos la mayoría de veces a pasar hambre. Cuidar del cuerpo no es solo la alimentación es también vigilar las horas de sueño, el consumo de sustancias como el alcohol, el tabaco, las drogas, la comida rápida, el orden en tu armario, habitación. La solución no siempre esta en pastillas, preocupaciones o somatizar algún malestar físico.

Espero te ayude esta lista para ver mejorarías en tu día a día.

Recomendaciones liberadoras

Consumir menos alcohol, tabaco y comida de fuera.

Realizar deporte el que más te guste.

Una dieta rica en fibra, proteína, baja en sal y azúcar.

Meditar, orar o algo que te ayude a parar los pensamientos.

Baños de sol en horarios matutinos.

Bajar la cafeína.

Mantener limpio y ordenado tu espacio personal y tu lugar de trabajo.

Reciclar cosas que no necesitemos.

Evitar largas horas en la televisión, videojuegos, internet, música que altere tu estado de ánimo.

Dedícate tiempo para estar a solas al aire libre y hacer tus hobbies.

Agenda tu día, prioriza y no postergues actividades.

Besos, abrazos, conversaciones con tu círculo cercano.

Deja una respuesta